10 may. 2011

Boletín 77

BOLETÍN TANGUERO

"Comparte tus conocimientos.
Es la mejor forma de
alcanzar la inmortalidad..."

SUMARIO DE ESTA EDICIÓN
DEL 10 DE MAYO DE 2011

*¿Quién es quien?
Hoy Giselle Vázquez
y Pablo Mediza...
*Milonga en Gualeguaychú

*"Se dice de mi..." en una

interesante revista...
*Más de 250 Tanguerías y
Milongas en Buenos Aires.
Visita a "Sueño Porteño"

*Hagamos el Humor...
*Quemá esas cartas...

***********************


Tras nuestra milonga fallida del
próximo sábado 14 de mayo,
nos vamos todos a Gualeguaychú.
Preparen la pista  y la pasta
que vamos posta y sin peste...
Ya contratamos bus de Vía Bariloche.
Si no somos tantos tenemos minibús,
una Tráfic o de última un par de bicicletas.
Eso si, les avisamos que pedalear
nos abre el apetito, no nos vengan con
un pocillito de "chocholate"....
Y al llegar....

Vemos pasar a Facundo y a Natalia
y a Julio Sosa cantando el tango aquel
con la morocha Chesini... 
y la tanguera Raquel.
A la milonga yo voy sin preguntar
porque también soy miloooongaa...

Y MIENTRAS TANTO,

PREPARAMOS NUESTRA
PRÓXIMA MOVIDA EL
SÁBADO 21 DE MAYO...
Después no digan
que no avisamos...

Claro que para esta fecha la
Orquesta Típica del Moño
contratada para el sábado 14
no podrá venir por
otros compromisos...
Por lo tanto, estamos en avanzadas
conversaciones con el apoderado de
Feliciano Brunelli
Ya se enterarán. Será una masa...
Y COMO SIEMPRE, TODO A
TOTAL BENEFICIO DE LA CAMPAÑA
"PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DEL CÁNCER"
Si podés y querés ayudar con una donación,
por pequeña que sea, no lo dudes...
CLIC AQUÍ Y HACES TU APORTE

***********************
¿Quién es quién?
Hoy presentamos a
GISELLE y PABLO

Hace poco tiempo, el 16 de abril para ser exactos,
la Tanguería Ángel Villoldo recibió a dos nuevos
valores de la danza y a través de la clase abierta
que ellos nos brindaron, pudimos apreciar nuevos
estilos y métodos de enseñanza, lo que es bueno,
porque de ese modo cada Academia se
prestigia con el sello personal que la distingue.

A partir de esa grata experiencia, presentamos
en sociedad a estos dos nuevos y entusiastas
profesores de nuestra
música ciudadana...

La joven y bella Giselle Vázquez nació en la vecina Paysandú (Uruguay) un 23 de junio, bajo la influencia de Cáncer con acentuados resabios de Géminis. Pablo Mediza es autóctono. Lo recibió la partera en nuestra ciudad un 20 de 
agosto. Es de Leo... Y ambos están enfrascados en la danza y en la docencia, sobre muchos de sus aspectos nos van a contar en esta nota...

-Comenzamos con una pregunta original... ¿Cuánto tiempo hace que han sido infectados por la pasión de la danza?
Giselle: -Hice danzas desde pequeña. Clásico, español, jazz, gimnasia rítmica. Y amo la danza en toda su expresión. Pero de adolescente comencé a sentirme mal por que no sabía bailar el ritmo que representa a mi país.

-A ver, a ver... ¿Cómo es eso?
Giselle: -Es simple. Si bien nací en Uruguay y bailo candombe -la danza por excelencia del otro lado del charco-, me siento argentina, o binacional, como me gusta identificarme... Y no conocía el tango. Me daba hasta vergüenza haber incursionado en tantos ritmos menos en el nuestro. Pero no conseguía pareja para
empezar, tampoco había tantos lugares para aprender como ahora y además no quería ir sola. Entonces lo dejé pasar pero siempre con una enorme curiosidad por el tango.
En 2006 conocí en la facultad a Pablo Mediza. Éramos compañeros de carrera, y un día charlando me comentó que sabía bailar tango y estaba interesado en 
realizar talleres, en principio para estudiantes de la universidad, pero no encontraba quien lo acompañara. Sin dudarlo le pedí que me enseñara. Primero nos juntábamos solos, hasta que se fueron sumando compañeros, y de a poco no solo fui aprendiendo sino que además me animaba a pasarles algunos pasitos a los demás. Así nacimos como pareja de baile, como "profesores", y luego, debo confesarlo, como pareja en la vida.

-¿Y tú Pablo?
Pablo: -En mi caso comencé con la danza en 2001; fue en los talleres que organizaba la gente de Concepción Tango 2000 en el Centro Comercial. Allí incursioné en esta danza que me logró fascinar tanto que no la deje más...

-¿Quienes te guiaron en los primeros pasos?Pablo: -Los profes eran de Villa Elisa, Silvana Soto y Mario López; ambos excelentes bailarines (actualmente están enseñando en Buenos Aires). Además tomé cursos que dictaban bailarines que concurrían a los festivales que organizaba Concepción Tango 2000. Recuerdo participar en un taller donde conocí al bailarín Ernesto Balmaceda. También alguna vez invitaron al Grupo Cultural de la Boca y ellos dictaron varios talleres, hasta hubo teóricos. Finalmente, como decía Giselle, nos conocimos y comenzamos juntos un nuevo camino.

-¿Y que carrera cursan en Paraná?
Pablo: -El año pasado iniciamos el Profesorado de Folvlore y el Instructorado de Tango que dicta el IDAF (Instituto de Artes Folklóricas). El profesorado nos lleva cinco años y el Instructorado esperamos con Giselle terminarlo este año. Los docentes del IDAF son Pablo Médici y Verónica Kuttel.

-¡Qué paradójico!.. ¿Acaso llamarse Pablo M., es sinónimo de bailarín de tango? Veamos: Pablo Mediza y Pablo Morresi en Uruguay. Pablo Medici en Paraná y nuestros amigos Pablo Morandi y Pablo Martínez en Buenos Aires. ¿Habrá incidencia?.. Ya lo averiguaremos. Lo importante es que por lo visto ustedes tienen ansias de aprender...

Giselle: -Creo que el interés por seguir aprendiendo nunca se agotará en nosotros. Sobre todo con el tango, porque es algo diferente. El tango tiene ese misterio seductor que lo envuelve y lo hace único. Por mi parte fue comenzar a bailarlo aprendiendo con Pablo y deducir que me iba interesando cada vez más. Y así fue. Comenzamos a tomar cursos y seminarios, no solo de tango, también de otras danzas como para fusionar y enriquecer lo que ya sabíamos e ir creando nuevas cosas. Además de tomar clases con Verónica Kuttel y Pablo Médicci en Paraná, tomamos cursos de danzas contemporáneas, somos alumnos del Profesorado de Folclore, del Instructorado de Tango y también anexamos la danza clásica. Pero todavía nos falta mucho por aprender. Pienso que eso no se acaba nunca y es importante tenerlo presente porque cuando creés que lo sabés todo estás perdida en las tinieblas.


Pablo: -Respecto a quienes me ayudaron a mí en el aprendizaje, no quisiera dejar de lado a la danza contemporánea, donde en el verano participé de un seminario en nuestra ciudad con alguien que realmente sabe bastante del tema. Me refiero a Ricardo Martín. Y debo confesar que realmente me ayudó en lo artístico más de lo que esperaba. Es una danza que me ha gustado tanto que pienso seguir trabajando por ahí y anexarla a mi estilo de baile... La recomiendo…

-Cuenten un poco desde cuando y porque motivo comenzaron a incursionar además en la docencia...

Giselle: -Bueno, por mi parte la docencia es lo que más me gusta, pero requiere de mucha responsabilidad. Al principio conté que comencé como alumna y profesora junior casi al mismo tiempo. Pero fue algo raro que me quitaba el sueño. ¿Cómo iba a enseñar yo que recién empezaba? Era lo que me preguntaba todo el tiempo 
martirizándome. Y fue Pablo el que insistió. Los primeros pasos en la docencia fueron ayudándolo a él. No me consideraba Profe, sino una asistente. E incluso hoy no me considero más que una guía. Al comienzo solo transmitía lo que él me transmitía a mí, pero con el correr del tiempo y luego de tomar tantas clases y de 
practicar mucho comencé a sentirme más segura. Y hoy ya me animo a dar clases sola y hasta a crear figuras. 
Me costó mucho afianzarme como profe de los hombres, porque todo lo que sabía era la parte de la mujer, pero eso ya pasó. Siempre admiré muchísimo a las profes mujeres, que enfrentan una clase sola, por ejemplo a Alejandra (Martínez) colega de nuestra ciudad, y hoy también puedo hacerlo sin necesidad de la presencia de un hombre. Eso me hizo crecer mucho no solo en la docencia, también como persona.
Reconozcamos que el tango siempre fue bastante machista y a muchos hombres le cuesta entender que una mujer lo ayude a aprender. Y es nuestro deber, como profesoras y mujeres derribar esas estructuras que no hacen más que dañar algo tan lindo. En nuestros encuentros (no me gusta llamarlas clases) siempre tratamos que todos se sientan bien, además de aprender. Por eso buscamos generar un buen ambiente y que nadie se sienta menos que nadie. Todos, incluso nosotros, somos alumnos eternos.

Giselle durante una de sus
incursiones en la enseñanza de Tango


Pablo:
-El tema de la docencia -y creo que lo comparto con Giselle- es algo que llevamos muy adentro y lo amamos, puesto que en realidad los dos estamos estudiando para desempeñarnos en ese rol. Giselle para el área de idiomas (inglés) y yo cursando los tramos finales del Profesorado de Historia. Así que como verás es la docencia lo que hemos elegido para nuestro futuro, pero nos adelantamos en la danza. Hace tres años que nos motivó a transmitir lo poco que sabemos, partiendo de la premisa
constructivista de enseñar-aprender, no poniéndonos el nombre de profesores sino de meros guías y acompañantes del proceso de aprendizaje de quienes participan en nuestras reuniones, ya que nosotros también aprendemos con nuestros alumnos con cada experiencia. Si nos esforzamos, autocuestionamos y trabajamos mucho la didáctica para tratar de que les sea 
lo menos difícil el aprender el tango a la gente que concurre a nuestras clases, creo que trabajamos eso a la par de la danza en si. También, lo confesamos, y esto lo decimos al finalizar el año a quienes nos acompañaron, que las cuotas que cobramos las invertimos íntegramente en nuestros estudios y seminarios de 
danzas, enseñanza que luego transmitimos a ellos sin quedarnos con nada guardado de lo que aprendemos.

-Tengo entendido que trasmiten sus conocimientos artísticos en nuestra ciudad y en otro pueblo más apartado. ¿Se diferencian ambas experiencias?
Giselle: -¡Si!.. El año pasado comenzamos con talleres en San José. Sabíamos que no había profes y sí muchos interesados en bailar tango. Nos habían dicho que en Colón tampoco había profes y este año una alumna avanzada nuestra empezó como profe en esa ciudad. En cuanto a San José nos decidimos rápidamente. La experiencia en San José es cien por ciento positiva. Al principio eran en su gran mayoría parejas mayores, pero con el correr del tiempo se fueron sumando muchos jóvenes. En lo personal, con adolescentes y niños es con los que mas me agrada trabajar y que se interesen por aprender tango es raro hoy en día. Tratamos de buscar alternativas, haciendo tango de escenario con ellos, que es lo que más les gusta, pero siempre insistiendo en que primero deben saber caminar el tango para defenderse en las milongas para después empezar a anexar figuras más complejas. De lo contrario habrá un manojo de trucos que no transmiten la esencia de esta danza. Y con respecto a los grupos que tenemos, son muy diferentes uno del otro. San José tiene siempre mucha pila para todo, para salir a las milongas –sean donde sean-, para bailar en el escenario, para aprender todo, tienen una curiosidad inagotable y nada de temor al ridículo, se animan, y eso los hace crecer muchísimo como bailarines. Concepción es más quedada en ese aspecto, hay de todo, pero por cada 3 que se animan a bailar hay 10 a los que les da vergüenza. También notamos que hay más competencia, pero no entramos en esa, para nosotros cada persona tiene un estilo diferente y respetamos a todos, y de todos nos gusta algo. Entre los alumnos debe ser así también, deben sacarse la competencia de la cabeza y la vergüenza dejarla para los que roban, no para los que bailan.

Viene a cuento. Precisamente esta pareja de San José
 (lo comentamos en el epígrafe del blog)  luego de
tomar la Clase Abierta salió a bailar durante la milonga
sin vergüenza, y como si fueran expertos.
¡¡¡Que bueno!! (pensamos entonces)


-¿Tienen algún modelo? Algún bailarín los ha incentivado, les ha contagiado o el estilo de ustedes es pura personalidad?Giselle: -Siempre admiras más a uno que a otros. Y buenos hay muchos. Creo que acá vamos a coincidir con Pablo, porque para ambos es destacable la parte humana y la tanguera. Elegimos a Juan Carlos Copes por su humildad como bandera. Y como bailarín a Pablo Verón.

-¿Otro Pablo?..
Giselle: -¡Si!.. Otro Pablo. Un Pablo que en el ambiente del tango no es tan conocido como otros bailarines, pero que nos fascina por su baile estilizado. Se nota que es bailarín de otras danzas antes que de tango, tiene la postura que lo diferencia, y a la hora del escenario se caracteriza por hacer figuras y trucos en los que se evidencia claramente que baila de todo, y sabe enriquecer al tango con esa virtud. Es bailarín más que tanguero, y en esa “categoría” intentamos embarcarnos nosotros.
Pablo: -Coincido totalmente, Copes tiene eso que lo diferencia de los demás y demostró siempre: su humildad, condición fundamental para todo artista que se precie. Pero además se lo admira por haber defendido tanto a nuestra danza en momentos que se la intentaba ocultar con otras de moda (años ’70) y por haber creado un estilo muy original y propio. Él es y ha sido el guía de muchos bailarines de tango. Pero también coincido con Giselle cuando tomamos los dos a Pablo Verón (nombrado "El bailarín del siglo" por el diario Paris en 2007, creo) por su increíble forma de bailar y por ser un bailarín tan completo; que eso es lo que nosotros pretendemos, aprender de todas las danzas lo mejor y que esa síntesis nos ayude para el tango y crear nuestro propio estilo. Nos interesan aquellos bailarines que bailan de todo; condición necesaria para todo bailarín, aprender de todas las danzas aunque te dediques a una, pero haber aprendido de todas un poco. Todo sirve para ser mas completo y para tener siempre la cabeza abierta a las evoluciones de las danzas. 

-¿Piensan seguir extendiendo sus enseñanzas hacia otras ciudades? ¿Cuales son vuestros planes en ese sentido?

Giselle: -Nos encantaría llevar el tango a lugares donde no hay academias. Pero por este año lo creemos muy difícil; nuestros tiempos no lo permiten. Estudiamos y trabajamos y por sobre todo somos papás de una pequeña niña. No nos quedan horarios siquiera para agregar algo en la ciudad. Pero proyectos hay muchos, 
además ya nos están pidiendo folclore, así que una vez que el título nos llegue pensamos hacer las dos cosas. 
Pero por ahora continuar con nuestros dos grupos, el de San José y el de Concepción, seguir trabajando en el armado del grupo de baile para presentaciones, empezar a trabajar el Tango Negro, tenemos en nuestra ciudad bailarines de candombe y afro y una cuerda de tambores con los que pretendemos armar algo, y fundamentalmente no parar de capacitarnos nosotros mismos.
Pablo: -¡Si!.. Es cierto. Por este año yo tampoco veo viable extendernos a otras ciudades, nos vamos a centrar en formarnos un poco más en lo que es lo que venimos haciendo y además en folklore y comenzar con danza clásica...
Giselle: -Fundamentalmente mantener los dos grupos que tenemos, el de nuestra ciudad y el de San José, viendo la posibilidad de agregar alguna otra ciudad vecina para el año que viene, pero no tenemos ninguna en vista todavía.

-Seguramente recordarán un par de anécdotas de vuestras clases de danza. ¿Por qué no nos cuentan un poco, un par de hechos graciosos o gratificantes que les deparó la actividad alrededor del Tango...Giselle: -La pasamos tan bien durante los encuentros, que para nosotros siempre hay anécdotas. Nos divertimos mucho, y eso es importante. Se puede ser exigente sin ser irrespetuoso y se puede trabajar en serio con alegría. En lo personal me río mucho de mi misma, le doy lugar al error, no me avergüenza equivocarme, no sé todo, no soy perfecta. Más que de una clase mi anécdota tiene que ver con una presentación. Fue en San José, para la gran fiesta del bicentenario nos presentamos en el teatro San Martín y bailando tango estilizado se me descalzó el zapato y lo perdí en medio del escenario, pero elegantemente volvimos al lugar bailando y con un gancho el zapato volvió a mi pie. Lo pude resolver casi casi como una profesional (ríe con ganas). Otro hecho significativo más que gracioso fue haber bailado embarazada de 7 meses un tango “casi” de escenario en un piso que parecía una pista de patinaje sobre hielo. Fue terrible, todos estaban más preocupados por que no me caiga que ocupados viendo la presentación. Por suerte no pasó nada.
Pablo:
-No me viene ahora a la memoria una anécdota graciosa, pero si recuerdo haber tenido a una española y a una estadounidense en nuestras clases. Pero lo que si nunca voy a olvidar y que creo demostrará lo constante y perseverantes que somos en lo que amamos, es lo que ocurrió cuando comenzamos, hace tres años. Se habían anotado bastantes alumnos pero al llegar el frío y más cuando se generó aquella  paranoia de la “gripe A”, estuvimos un mes enseñando a un solo alumno y eso nos ponía un poco tristes, porque no sabíamos si estábamos fallando o influía el clima y la gripe... Pero la constancia nos premió y hoy contamos con alrededor de 40 alumnos que nos acompañan siempre, con calor y con frío. Gracias a ellos y gracias Pablo H.! por hacernos el aguante cuando más necesitábamos un alumno que nos espere.

Parte de los alumnos festejando el cumpleaños de la
Academia en la Tanguería Ángel Villoldo el 16 de abril de 2011


-Bueno. Esa fidelidad no es frecuente. Pienso que ha llegado la hora de los agradecimientos...
Giselle: -¡Si! Para mi es sumamente importante ¡¡¡agradecer!!! (acentúa con énfasis), y no quiero dejar de hacerlo. Agradecer a todos los que nos acompañaron y nos acompañan tangueando (el 17 de abril fue nuestro tercer aniversario como profes y lo festejamos en la Tanguería). A nuestros profesores, a mi primer 
profesor, Pablo Mediza por haberme insistido tanto....

-Para que tomes ese café que se convirtió en boda?
Giselle: -¡Si! Y además para que me sumerja en el Tango de lo que no estoy arrepentida... Agradecer a los abuelos de nuestra nena que la cuidan mientras damos clases, aprendemos y ensayamos. Son los grandes héroes anónimos que lo hacen posible. A nuestra pequeña hija, que aguanta a estos padres ansiosos de aprendizaje y que con un año y medio de vida, ya baila tango... A nuestros alumnos de los cuales aprendemos muchísimo y a ustedes por darnos este espacio.

-No se lo damos. Se lo han ganado. Somos buenos observadores... Y ¿cuál sería el mensaje final?
Giselle: -Y... Sería algo así... Invitar a todos a acercarse a esta danza. Funcionan en la ciudad cinco academias y creo que, menos los domingos, hay clases todos los días... Hay para todos los gustos, por lo tanto no hay excusas. El tango tiene que volver a ser lo popular que fuera, tiene que llegarles a todos, para eso habría que 
adaptar algunas cosas y cambiar actitudes. Sin ofender a nadie creo que el ambiente del tango mantiene muchas estructuras innecesarias, y esas estructuras las mantiene la gente. Están los que no pero son los menos, la generalidad demuestra que el ambiente del tango es muy cerrado. A mucha gente le cuesta  aceptar que todo se va transformando y si el tango no se adapta a los cambios va a salir perdiendo. Por ejemplo, hay muchos tangueros a los que les molesta el tango estilizado, y dicen que es “puro firulete”... La danza clásica es la base de todas las danzas, es una gran disciplina, y no se la debe desmerecer nombrándola “firulete”, esos firuletes son trucos, figuras, que requieren muchísimo estudio y dedicación y que si uno puede y se anima las adapta al tango. El tango debe adaptarse al hoy y lo puede hacer sin perder la esencia que lo hace especial y maravilloso. Y en ese trabajo estamos…
Pablo: -Volviendo a la pregunta incial agrego que, por supuesto, yo también quiero darles las gracias a todos quienes confían en nosotros y saben lo mucho que sentimos la danza y colaboran para que sigamos adelante. 
Y a aquellos que deseen incursionar en esta danza los esperamos con la mejor onda, no solo para aprender juntos a bailar; también, y como siempre decimos para utilizar la danza como un medio de socialización, para conocer personas en un ambiente fraterno y, por qué no, grupos de salida para aquellos que se sientan solos y quieran compartir agradables momentos. El tango además brinda el espacio para manifestar sentimientos, y si no es con palabras, lo hace con el cuerpo; algo que cuesta y estamos perdiendo en nuestra sociedad por miedo o por temor al ridículo. Y yo además me sumo al agradecimiento a nuestra pequeña Guadalupe, que siempre nos aguanta y nos espera al regreso de nuestras clases, sabiendo que sus padres son felices con lo que hacen.

-¿Siguen dando las clases de Tango dónde comenzaron?Pablo: -¡No!. ¿Recuerdas que en nuestra ciudad comenzamos hace tres años en un gimnasio?.. Pues luego fuimos cambiando de lugares. Pero desde 2010 estamos en la escuela de danzas “Jazz Live” (Bvdad. Montoneras 104) todos los sábados de 17 a 19 para avanzados y de 18 a 20 para principiantes. La división es una mera cuestión didáctica y el hecho que compartan una hora es para que confraternicen y se ayuden entre ellos en el aprendizaje, que no dependan tanto de nosotros, así también se sienten iguales y con las mismas posibilidades de capacitarse.

-Para ir cerrando. ¿Cuales son vuestros proyectos mediatos alrededor de la danza?
Pablo: -Pienso que lo más importante para ambos es finalizar el Profesorado de Folclore y el Instructorado de tango, al tiempo de seguir apoyando a los bailarines que confían en nosotros para que puedan seguir perfeccionándose en esta tan compleja danza.

-Gracias por vuestro tiempo

Contacto:
Tel. 03442 432403 / 15456957  /  15645652
pablomediza06@hotmail.com  / gi_vaes@hotmail.com


Entrevista: Rosa Candelas

**************************

**************************
"Se dice de mi..."
Interesante revista tanguera...


Les presentamos a Zona25...
la revista de los argentinos
en España y en el mundo...

"En Concepción del Uruguay
Rosalía del Tango...
Rosalía Villoldo..."
..
Canta el tango como ninguna, que diría Manzi. Y es lo menos que se puede esperar de una Villoldo. Nos habla de ella y de la Tanguería Ángel Villoldo que funciona en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, Argentina...

-Rosalía, ¿Sientes a veces el peso de tu apellido?-No sé en realidad si es un peso...

Para continuar leyendo HAGA CLIC AQUI...
**************************
Una "Leona" enseñando danzas...
Flavia León lo hace todos los viernes,
de 20 a 21:30 te enseña los secretos
del folclore. Curso gratuito para adultos
y mes por medio curso de Tango con
otra fiera. Es cuando un viernes
llega
Facundo Silveyra de Gchu,
a la misma hora y mismo lugar,
se pueden anotar via msn, face o
directamente en el auditorio..

*************************
*************************
Funcionan más de
250 Tanguerías y
Milongas en la ciudad

de Buenos Aires...
Las tanguerías, con cena y show,
captan más al público extranjero
con cubiertos que llegan a $ 500.
Buscan categorizarlas con estrellas,
como si fueran hoteles.
En las milongas, en cambio,
al baile lo dominan los porteños.
En algunas de esas múltiples Tanguerías, la cena-show cuesta entre 120 y 300 dólares para los visitantes extranjeros. Y si sos de argentina te hacen mucho descuento...

Para los que más pagan hay canilla libre de vinos Rutini. En otras, más modestas, comer a la carta con derecho al show, ronda los 80 pesos por persona y los habitúes poco pretenciosos comparten botellas de “Vasco Viejo”.

Tanto en las tanguerías más caras, frecuentadas en su mayoría por extranjeros, como en los bodegones, el plato más pedido es el bife de chorizo. Y en ambas la convocatoria gira en torno a la misma pasión: EL TANGO.

Por otra parte y de acuerdo a un informe del Observatorio de la Subsecretaría de Industrias Culturales porteña, en Buenos Aires hay alrededorde 40 casas de tango...

Alguna vez quisimos llevarlos a conocer una milonga porteña, pero no pudo ser... La idea era visitar a nuestra amiga Julia Doyle en su reducto cercano a San Juan y Boedo antigüo, una milonga que en sus tres pistas suele convocar -miércoles y domingo-, un promedio de 400 bailarines. Y como aquella visita que no fue nos dejó un amargo sabor a frustración, hoy les ofrecemos un video de esa milonga y si miran bien encontrarán caras conocidas...
**************************
**************************
Hagamos el Humor
 **************************
 Quemá esas Cartas
(Dónde yo he grabado)

En Tango en el Caribe

Estimados amigos,

Con la anuencia del moderador, quiero darles a conocer de una manera sencilla y compacta todas las actividades de Tango que se suceden diariamente en los países del área del mar Caribe, y para ello, me permito anunciarles la creación del Blog http://www.tangocaracas.com/smc/

En la medida del tiempo iremos incorporando más información y mejorando la página.

Esperando que pueda ser de vuestro interés, me reitero de ustedes con mis saludos cordiales,

Atentamente,

Bernardo Pantín Pérez
Caracas
tangoenelcaribe@yahoo.es

 **************************
¡HASTA LA PRÓXIMA!..
Y recuerda que...
todas nuestras funciones
se realizan a Total Beneficio de la
CAMPAÑA DE PREVISIÓN
Y TRATAMIENTO DEL CÁNCER...
Si estás en condiciones de hacer una donación
HACÉ CLIC AQUÍ
y pasá a engrosar la
NÓMINA DE BENEFACTORES...


Template by:
Free Blog Templates